Este soy yo

Soy FOTÓGRAFO

soy padre

soy compañero

soy muchas cosas

pero realmente soy…

…creador de recuerdos.

Diseñador Gráfico de profesión nada más acabar mis estudios comencé a trabajar como maquetador y retocador en una revista especializada en Bodas, éste fue mi primer contacto con la fotografía profesional. Pude contemplar de primera mano el trabajo de diferentes profesionales de la fotografía de boda.

Posteriormente impartí clases de diseño, photoshop y otros programas de edición. Fue entonces cuando decidí comprar mi primera reflex y así utilizar mis propias fotos sin depender de otros profesionales. Bendita decisión, desde entonces ya nunca me he vuelto a separar de ella.

Autodidacta en mis comienzos, la fotografía se convirtió desde el principio en una pasión, y por ello decidí profundizar y formarme profesionalmente. Durante varios años continué ligado al mundo del diseño gráfico en un despacho de arquitectura y desarrollando trabajos fotográfico como freelance para varias empresas. Participé también en algunos proyectos fotográficos y publicaciones editoriales.

Para entonces la “fotografía” ya se ha convertido casi en una obsesión y empieza a rondar en mi cabeza la idea de poder dedicarme profesionalmente a ella. Y después de mediarlo durante un tiempo decido comprar un local con la intención de poder compaginar mi trabajo con mi pasión.

Casualidades del destino y a raíz de la crisis la empresa donde trabajo cesa sus actividad. Este el último empujón que necesito para cumplir un sueño y en 2012 abro mi estudio de fotografía “Dominium Fotografía”.

Desde entonces la fotografía es el 50% de mi vida junto a mi familia. Estos años he podido experimentar una evolución en mi forma de entender la fotografía. Sin lugar a dudas por su dificultad y por lo que con lleva la fotografía de boda se ha convertido en mi prioridad.

El hecho de ser padre me ha hecho replantearme el sentido de mi trabajo y es ahora cuando verdaderamente entiendo la importancia tiene, el poder crear un “legado” que permita revivir momentos tan importantes en el futuro.

El mejor premio es poder participar en los días más especiales de las personas y en crear los recuerdos que desafiarán al tiempo.

Entiendo cada boda como una historia única y diferente. Una historia en la que vosotros sois los protagonistas, “vuestra historia”.

No esperes mucho, sólo lo MEJOR de MI.